TRADUCCIÓN Y LOCALIZACIÓN

Tanto en la traducción de los resultados percibidos por los pacientes (RPP) para su presentación a la FDA, como a la hora de traducir los protocolos de ensayo clínico, las empresas de ciencias de la salud no pueden permitirse arriesgar la calidad y la precisión en el lenguaje.