La traducción automática hace frente a la necesidad de rapidez existente en el ámbito de los estudios clínicos

Incrementar la velocidad y eficiencia de los estudios clínicos es una de las principales prioridades según la mayoría de los profesionales en el campo de las operaciones clínicas. Sin embargo, de acuerdo con CenterWatch, el 86% de los ensayos clínicos experimentan retrasos y la duración de estos retrasos extiende entre uno y seis meses en el 81% de los casos. Además, un 5% de retrasos se prolongarán por un tiempo aún mayor.  Una forma de acelerar la parte correspondiente a la traducción en el proceso clínico es mediante el uso de la traducción automática.

La traducción automática es una herramienta tecnológica que produce traducciones de textos sin intervención humana. Habitualmente, el resultado de la traducción automática forma parte de un flujo de trabajo de traducción más amplio, que implica la participación de personas como posteditores o revisores. Precisa de una producción previa y de una recopilación coherente de datos para crear un dominio lingüístico capaz de producir resultados precisos. Para poder trabajar con traducción automática de forma inteligente y profesional, es fundamental emplear conjuntamente otras herramientas disponibles en el mercado, como las herramientas de traducción asistida. Todas estas tecnologías aportan diferentes ventajas y, combinadas adecuadamente, sirven para crear poderosas herramientas capaces de agilizar los procesos de traducción y localización. Algunas de las ventajas son:

Reducción de costes. Gracias al hecho de que los sistemas de traducción automática actuales son capaces de traducir grandes volúmenes a bajo coste, permiten a los promotores y a las empresas traducir más texto a más idiomas. Para las empresas de las ciencias de la salud, que tratan con millones de palabras origen, la traducción automática es una pieza muy valiosa en el puzzle de la traducción.

Menos tiempo hasta llegar al mercado. Los sistemas de traducción automática son capaces de traducir textos a una velocidad que los traductores no pueden igualar. Esto les permite satisfacer unos requisitos o plazos de entrega que los procesos tradicionales no pueden igualar.

Precisión. Los sistemas de traducción automática permiten mejorar la calidad en lo que respecta a la precisión, la ortografía y la consistencia. Evita ciertos tipos de errores que en ocasiones se pueden derivar de la traducción humana, especialmente las omisiones.

Integración de herramientas. Los sistemas de traducción automática están cada vez más integrados con otras herramientas de traducción, como los repositorios de terminología y las memorias de traducción. La incorporación de estas tecnologías supone un beneficio directo en cuanto a la calidad del resultado inicial de la traducción automática, pero también sirve como ayuda en los métodos de producción centrados en el ser humano, que combinan la velocidad y las capacidades de volumen de la traducción automática con la calidad e inteligencia de los procesos de traducción humana.

Las empresas de las ciencias de la salud que buscan disminuir el tiempo de salida al mercado y los costes de traducción sin reducir la calidad disponen de varias opciones: Las soluciones con traducción automática pueden incluir varios grados de «entrenamiento» del software en combinación con postedición ligera o intensa para refinar los resultados finales. Lo más importante es encontrar un proveedor de servicios lingüísticos con acceso a una amplia gama de soluciones, entre las que se incluye la traducción automática, y que sea capaz de trabajar para adaptarse lo mejor posible a las necesidades de su cliente.

Tras más de una década utilizando una herramienta de traducción automática específica para estudios clínicos, Welocalize Life Sciences está obteniendo resultados increíbles. En un documento estándar de unas 10.000 palabras la intervención humana media se limita únicamente a entre 1.500 y 3.000 palabras. Esto implica que entre el 70% y el 85% de las palabras son traducidas correctamente por la herramienta de traducción automática, y que el posteditor solo tiene que concentrarse en entre el 15% y el 30% restante del documento. La integración de soluciones de traducción automática puede implicar ahorros importantes y una llegada más rápida al mercado, haciendo que los pacientes puedan acceder antes a valiosos tratamientos.

Póngase en contacto con Welocalize Life Sciences si desea más información sobre nuestra experiencia en la traducción de documentos multilingües para estudios clínicos de todo el mundo.